CURSO PREPARATORIO FP TÉCNICO EN ATENCIÓN A PERSONAS EN SITUACIÓN DE DEPENDENCIA

  • FP Ayuda a Personas en Situación de Dependencia
11

Cuantas asignaturas son

24 meses

Cuanto dura el curso

1600

Cuantas horas de estudio

400

Cuantas horas de prácticas

Actualización de contenidos MAYO 2021

Descripción general del curso

El FP de técnico en atención a personas en situación de dependencia se trata de un título de formación profesional de grado medio por lo tanto es obligatorio tener aprobado previamente el título de la ESO. La preparación que realiza Pockettraining incluye temarios, exámenes tipo test, vídeo-clases, información sobre las convocatorias y material complementario. Podrá descargar en cualquier momento los temarios para poder estudiarlo desde su ordenador. El FP de ayuda  personas dependientes online que prepara porque Pockettraining sirven tanto para el sistema de pruebas libres como de apoyo al FP presencial. Las principales salidas profesionales del FP de ayuda domicilio se encuentran en todas aquellas instituciones tanto públicas como privadas que dan asistencia a personas con algún tipo de dependencia. 

Asignaturas del Primer año

  • Formación y orientación laboral
  • Atención sanitaria
  • Apoyo domiciliario
  • Atención y apoyo psicosocial
  • Características y necesidades de las personas en situación de dependencia

Asignaturas del Segundo año

  • Teleasistencia
  • Empresa e iniciativa emprendedora
  • Atención higiénica
  • Apoyo a la comunicación
  • Destrezas sociales
  • Organización de la atención de las personas en situación de dependencia
  • Primeros auxilios
  • Algunas CCAA incluyen otras asignaturas las cuales también preparamos

DESCARGA UNA PRUEBA DE NUESTROS TEMARIOS PINCHANDO EN EL LOGO QUE APARECE DEBAJO

Visualización en la Web

  • Reguladora (permite hacer mandatos: “haz lo que te digo, dame pan”),
  • Interaccional (relaciones interpersonales: “amasemos juntos”),
  • Instrumental (hacer peticiones: “yo quiero pan”),
  • Heurística (se trata de usar el lenguaje para investigar y descubrir el mundo que nos rodea: “¿esto será pan de masa madre?” ),
  • Imaginativa (hablar del futuro, planificar: “imagina que nos toca la euromillon y montamos una franquicia de pan artesano”),
  • Informativa (dar datos)
  • Personal (expresar sentimientos, compartir procesos internos: “¡me muero de hambre!”).

  La comunicación no verbal incluye una serie de elementos; es en ellos donde se establecen los aspectos que el cuidador debe reconocer y utilizar para optimizar sus interacciones con los usuarios/as. Sus tres ámbitos de estudio son Proxemia, Paralingüística y Kinesia. Un elemento de la comunicación no verbal también es: La apariencia personal.

Para llevar a cabo una comunicación correcta son necesarias ciertas habilidades:

  1. ESCUCHA ACTIVA: se refiere a la habilidad de escuchar no solo lo que la persona expresa si no también sus sentimientos, ideas o pensamientos que se hallan en lo que está diciendo. Implica tener una disposición para prestar atención a los mensajes del interlocutor, centrarse en el otro sin distraerse, tener disposición psicológica, expresar al otro que se le está escuchando, etc. Cuando el receptor recibe el mensaje, debe concentrarse en él, comprenderlo, resumirlo interiormente y a través de la comunicación verbal o no verbal, expresar que lo hemos entendido. Aporta un gran beneficio personal ya que al escuchar nos convertimos en una persona significativa y de confianza. Por otro lado, la persona que se siente escuchada se sentirse aceptada y respetada. No solo se centra en lo que la persona nos está diciendo, va mucho más allá, teniéndose en cuenta tanto la comunicación verbal, que es aquello que se dice, como la comunicación no verbal, que es lo que se hace, lo que trasmite el cuerpo a través de los gestos.

2. Con la EMPATÍA se llega más allá de la observación y de la escucha, es la capacidad de ponernos en el lugar del otro, es escuchar sus sentimientos y emociones y por supuesto, comprenderlos. No supone estar

 de acuerdo con lo que la persona siente, sino respetar sus sentimientos y comprender que tiene razones para que se sienta y actúe de ese modo. Tiene su base en una buena escucha, al escuchar de manera activa, como hemos visto anteriormente, se ayudará a que la persona se sienta mejor. Es una habilidad que facilita el desenvolvimiento y progreso de todo tipo de relación entre dos o más personas. Con ella se pueden apreciar los sentimientos y necesidades de los demás, esto conlleva a la calidez emocional, el compromiso, el afecto y la sensibilidad. Su objetivo es comprender lo que le pasa al interlocutor, llegar a conocer qué siente, lo que piensa y ser capaces de meterse en su piel y entender los motivos de sus sentimientos o emociones. Pero no basta solo con esto, ya que es necesario que la persona perciba que le estamos comprendiendo, para ello es esencial emplear técnicas que ya hemos visto anteriormente, como por ejemplo la comunicación no verbal. Empieza a desarrollarse desde la infancia, los padres cubren las necesidades afectivas de los hijos y de esta manera les enseñan a descubrir sus sentimientos y los de los demás. Si los padres no muestran afecto hacia sus hijos ni intentan comprender sus sentimientos y necesidades, los hijos no sabrán interpretar ni sentir los ajenos.

3. La ASERTIVIDAD supone:

• Ser congruente, capaz de expresar actitudes y sentimientos.

Emplear un lenguaje directo. Sin ambigüedades.

No enjuiciar, aceptación incondicional del otro.

• No evaluar la conducta de los demás.

• Ser empático.

• Creer en sí y en los otros.

• Expresarse de manera directa.

• Considerar los sentimientos de los demás.

. Manifestar entusiasmo y bienesta

Hay 3 estilos de comunicación: Estilo de comunicación Pasivo o sumiso, Agresivo y Asertivo.

Emplear un estilo de Comunicación Asertivo implica hacer uso de una conducta comunicativa consciente, coherente, clara, directa y equilibrada, mediante la que la persona es capaz de expresar ideas y sentimientos autoafirmando sus derechos y convicciones sin dejarse manipular por los demás, actuando desde la confianza y la seguridad en sí misma. La persona con un estilo de comunicación Asertivo se defiende bien en las interacciones sociales; es tolerante; acepta los errores y propone soluciones y alternativas; y además sabe respetar los derechos y las necesidades de otras personas. El estilo de comunicación asertivo se opone a los estilos de comunicación Agresivo (la persona con este estilo tiende a expresar sus sentimientos e ideas de forma inapropiada e impositiva, sin respetar los derechos de los demás) y Pasivo (estas personas no pueden expresar sus pensamientos y opiniones de forma adecuada; no son capaces de defender sus derechos e intereses personales).

Estrategias de comunicación con las familias:

• Escuchar activamente sus demandas: indagar, no dar consejo prematuro y no pedido, reformular

• Empatía: No involucrarse emocionalmente, comprender

.  Objetividad, imparcialidad

En la relación de ayuda, Cibanal recoge 6 fases:

1. Acogida y orientación: crear clima de confianza con autenticidad, consideración positiva incondicional y disponibilidad psicológica.

2. Exposición, clarificación e identificación del problema:

3. Confrontación, reestructuración del problema. Evitando juicios y consejos, permitiéndole elegir entre varias alternativas, observando al usuario.

 4. Plan de acción: Es el instrumento que lleva al usuario a confrontarse con el camino que debe tomar, entre el punto en el que se encuentra y el punto al que quiere llegar

5. Evaluación.

6. Fin de la relación o separación. Evitando la dependencia preparándonos y preparando a la persona para el cese de la relación o su integración en otra área y con otros profesionales.

En la relación de ayuda nos podemos encontrar una serie de actitudes que favorecen o dificultan el proceso. Dentro de las actitudes negativas del usuario, encontraremos la hostilidad. La persona que ayuda debe evitar juicios y permitir elegir entre varias alternativas (empoderar, fomentar la autonomía) y proteger la intimidad del usuario.

La actitud más frecuente ante la enfermedad es la negación de la enfermedad: No aceptan la realidad.

Ejemplo: Pautas de comunicación con personas enfermas con una demencia de tipo Alzheimer. La demencia de tipo de Alzheimer es un tipo de demencia cerebral primaria y puede definirse como una enfermedad neurodegenerativa caracterizada por un conjunto de manifestaciones clínicas y patológicas (trastornos de las funciones mnésicas, desorientación, problemas de conducta, Afasia, Agnosia, Amnesia, Agitación motriz de relativa variabilidad.

Tratarle con dignidad y respeto. Comenzar la conversación identificándose y dirigiéndose al usuario con su nombre. De esta manera se le orienta y hace que preste atención. Invitar a participar en alguna actividad en vez de exigírselo. Reducir el ruido y las distracciones. Establecer unas rutinas diarias como por ejemplo el horario de la comida, la hora de acostarse, etc. Evitar la prisa y alboroto alrededor de la persona. Hablar de manera clara y despacio. Utilizar un tono de voz bajo y movimientos lentos ya que trasmite tranquilidad. Analizar el tono de voz del usuario ya que nos indica sus emociones. Utilizar la comunicación no verbal. Mirarle directamente a los ojos y mantener la vista mientras se comunican. Expresarle de manera frecuente quiénes somos, donde se encuentran, el día que es, etc. Utilizar frases cortas, sencillas y directas. Realizar preguntas fáciles. Repetir los sustantivos en vez de utilizar pronombres. Utilizar expresiones agradables. Darle tiempo para responder. Emplear el tacto. Demostrarle que se le está escuchando. Demostrarle interés en lo que nos está diciendo. Reformularle lo que se observe, por ejemplo “Parece que tiene hambre…”. Reforzar los comportamientos con sonrisas, tacto suave, etc.

Sistemas Aumentativos y Alternativos de Comunicación (en adelante, SAAC)

Los usuarios que presenten NEC (necesidades especiales de comunicación) precisarán de un Sistemas Alternativos o Aumentativos de Comunicación (SAC o SAAC). Cuando la situación impide a la persona recibir información y comunicarse con los otros a través del lenguaje oral, ésta necesitará nuevos apoyos y recursos que refuercen sus habilidades y capacidades y que minimicen sus dificultades comunicativas. Para ello, existen sistemas y estrategias que sustituyen al lenguaje verbal y que se convierten en herramientas muy eficaces para superar las barreras comunicativas, acceder a la información y establecer interacciones de calidad con el entorno: éstos son los SAC

Los Sistemas Aumentativos y Alternativos de Comunicación (en adelante, SAAC) se definen como un conjunto estructurado de elementos no vocales que:

  • permiten la comunicación; 
  • – no surgen espontáneamente; por el contrario, necesitan procedimientos específicos de aprendizaje; – pueden necesitar o no un soporte físico.

Las personas usuarias de los SAC son aquellas personas que presentan una dificultad importante en su capacidad comunicativa, de forma transitoria o permanente, por razón de:

 • Déficits motores derivados de: – Parálisis cerebral. – Traumatismos craneoencefálicos. – Malformaciones craneofaciales. – Patologías neuromusculares progresivas.

Déficits intelectuales – Discapacidad cognitiva o trastornos del lenguaje. – Trastornos graves del desarrollo. – Trastornos del espectro autista. – Personas con plurideficiencias.

  • Déficits sensoriales: – Sordera. – Ceguera. – Sordoceguera.

La adaptación del léxico en el profesional de atención sociosanitaria debe responder significativamente a las necesidades especiales de comunicación de los usuarios/as. Lo que la persona usuaria percibe a su alrededor, es decir, del entorno en el que se encuentra, influye en su manera de sentir y determina que esté comodo/a o no. El profesional de atención sociosanitaria de personas dependientes tiene que desarrollar la competencia de poder tener en cuenta el papel del lenguaje verbal y no verbal dentro de la comunicación interpersonal.

Adquirir estrategias comunicativas que le permitan ofrecer una atención de calidad y adaptando el léxico a las características de la persona usuaria de instituciones con necesidades especiales de comunicación (NEC) o patologías o trastornos que limiten su capacidad lingüística.

La institución se convierte en uno de sus entornos fundamentales y principales, incluyendo el sistema de relaciones que se establece en él, y de forma especialmente relevante, la manera de hablar y expresarse del personal sociosanitario. Es importante considerar la forma en la que denominamos o describimos al usuario/a o a su dependencia, como realizamos determinadas comunicaciones a las personas con dependencia, y en general la forma de expresarnos con ellas y en el entorno de la institución.

Por ejemplo si a una residente que nunca termina la comida, al servirle le decimos “Más vale que te lo comas todo, guapa”, ese “guapa” está expresando que estamos hartos de su comportamiento. Nosotros le hemos asignado un significado negativo a una palabra positiva (guapa). Existen términos con connotaciones negativas que puden debilitar la autoestima y autonomía personal del usuario/a. Para referirnos a ellos, utilizaremos siempre el término “persona con discapacidad”, “persona con Alzheimer”, “persona usuaria”, ya que cada individuo es único y su deficiencia debe ser entendida sólo como una condición o característica más de la persona, y no como una seña de identidad.

Por ejemplo, la palabra “viejo” tiene una connotación negativa, aunque no se utilice con esa intención, por lo que utilizaremos otros de carácter neutral “persona mayor “persona de tercera edad”.

Otros términos como “discapacitado” o “enfermo” definen de manera directa al usuario/a, lo correcto es separar a la persona de su condición de dependencia o enfermedad (primero es la persona y después su condición, “persona con discapacidad”, “persona que tiene/presenta una enfermedad”.

Otros términos inadecuados “deficiente mental” por “persona con discapacidad intelectual o psíquica”, “mongólico” por “persona con síndrome Down”, “psiquiátrico” por “hospital de salud mental”, “sufre/padece las consecuencias del Aizheimer”…mejor “persona con/tiene/presenta la enfermedad de Alzheimer”.

Ventajas y desventajas del uso de SCAA

El uso de SCAA presenta una serie de ventajas y de desventajas. Entre las primeras, destacan las siguientes:

  • Favorecen el desarrollo comunicativo.
  • Evitan la incomunicación y el aislamiento.
  • Mejoran la interacción comunicativa.
  • Se ajustan a los recursos motrices de la persona.
  • Son sistemas eminentemente prácticos.
  • Actualmente están adaptados a las TIC.
  • Actúan de regulador de la conducta.

Entre las desventajas, se encuentran

COMO FUNCIONA

  • Consigue tu Pockettraining

    Consigue tu Pockettraining

  • Preparate con nuestro curso: temarios, vídeos, test, exámenes, actividades ....

    Preparate con nuestro curso: temarios, vídeos, test, exámenes, actividades ....

  • Te avisamos cuando son los exámenes y como apuntarte

    Te avisamos cuando son los exámenes y como apuntarte

  • Celebración de los exámenes

    Celebración de los exámenes

  • Asignación de las prácticas

    Asignación de las prácticas

  • Entrega de Título oficial por su Comunidad Autónoma

    Entrega de Título oficial por su Comunidad Autónoma

Pendrive con el libro electrónico en el interior de la caja

SI YA HAS COMPRADO TU CAJA PUEDES ACTIVARLA AQUÍ

Solicite más información

    Acepto la política de privacidad

    Como funcionan nuestras cajas

    Echa una ojeada a nuestra caja de formación